Minimalismo existencial allá vamos!

by Gastón Ramos

Hace poco más de dos años sentía que mi vida no era la mejor vida que podía estar viviendo, me sentía aburrido y muchas veces cansado y abatido, el trabajo que hacía ya no me daba satisfacciones y además era bastante monótono, con esas cosas en mi cabeza y sintiendo que quería dedicarle más tiempo a cosas que me gustan mucho, como por ejemplo la música, renuncié a mi trabajo de empleado, y estuve casi dos meses grabando música, es así como nace Big Ton, proyecto musical que no para de darme satisfacciones y amigos, empecé a practicar Yoga dos veces por semana casi como una religión (por que no falto casi nunca), me gustaría haber conocido el Yoga antes pero bueno las cosas llegan cuando tienen que llegar. Además aprendí a tocar un instrumento nuevo, el teclado, que ahora es mi instrumento principal, qué loco! casi que aprendí y aprendo arriba del escenario (soy un cara dura) además restauré mi bicicleta con la idea de usarla seguido (en esto fracasé por que hace mucho que no la uso). Hay más!, como si fuera poco comencé un micro emprendimiento con mi compañera Yanina en el cual trabajamos juntos en programación, tenemos clientes y todo ! :). Todos estos grandes cambios juntos se dieron el mismo año, en el 2016, así que el 2016 fué año MUY bueno para mí, y el 2017 y 2018 también, pero fueron años en los que todos estos proyectos se desarrollaron, pero en ese tiempo de desarrollo estuve muy ocupado justamente en todo esto, pero dejé de hacer lo que me ayudó a poder cambiar para mejor, esto es revisar mi vida semanalmente, e ir piloteando el rumbo de esta para el lado que más me gusta, no es que haya estado sin rumbo pero siempre se puede mejorar. Además he dejado de leer y practicar el minimalismo existencial, que me encanta. Volvemos al ruedo!

gaston-contraluz.png

Advertisements