El árbol, sin levantar el lápiz

by Gastón Ramos

2do día consecutivo de sin levantar el lápiz, es un poco más difícil por que me cuesta un poco que las ideas afloren, pero lo bueno es que me acabo de dar cuenta que escribo este artículo mientras miro por la ventana de la oficina/estudio en el 1er piso de mi casa y veo la copa del árbol que hace unos 8 años atrás plantamos, un ibirapitá que en aquellos tiempos era re chiquito y hoy llega hasta el techo de casa con una copa re zarpada, esto es una buena ilustración de que hay que plantar las cosas/ideas y regalarlas diariamente, de lo demás se encarga el tiempo.
Está bueno esto de la escritura por que lo tomo como una especie de meditación, es por  esto que pretendo hacerlo todos los días que pueda, así sin control alguno cuando lo hago de la forma más descontrolada posible es cuando mejor sale, no sé quizás a lo mejor es mi mejor forma.

Salud.

 

ibirapita-de-casa

Advertisements