El perro y la gallina

by Gastón Ramos

La otra vez pasé las gallinas de la jaula en donde crecieron desde pollitos al gallinero más grande, por que ya no entraban, en su nuevo lugar iban a estar más cómodas. Agarré primero una y después otra y una vez dentro de su nuevo hogar noté que estaban terriblemente asustadas las dos y al rato ví que las otras gallinas empezaron a atacarlas, le daban picotazos y las increpaban de la forma que podían, en el momento pensé “ya se van a acostumbrar los dos bandos” y las dejé, nos fuimos a hacer las cosas del día a día… Cuando volvimos a la tardecita había una gallina de las que estaban en la jaula (las foráneas) afuera del gallinero, las otras la increparon tanto que hiceron un hueco y lograron escaparse, el problema es que afuera de la jaula había alguien esperandolás…

marrow